banners-noticia-03

¿Va a realizar un Test de Sensibilidad Alimentaria?

El Test de Sensibilidad Alimentaria es una técnica de ELISA (Enzime Linked Inmuno Assay) que estudia la sensibilidad de un suero contra un panel de antígenos alimentarios.

Test de Sensibilidad Alimentaria

Hay evidencia ya desde la antigüedad que ciertas modificaciones alimentarias pueden cambiar la sintomatología de diversas enfermedades crónicas. La identificación de estas sensibilidades alimentarias es más sencilla a través de este test realizado en sangre que a través de técnicas largas y tediosas de supresión/modificación alimentaria.

El tracto gastrointestinal es la mayor superficie del organismo con tejido linfoide, siendo un lugar donde se inician gran número de reacciones adversas de tipo inmunológico.

Aunque niveles elevados de IgG alimentaria parecen ser un buen marcador para el estudio de la sensibilidad alimentaria, no queda claro la forma en que estos inmunocomplejos actúan en los órganos que afectan.

Hay un grupo de enfermedades que se pueden relacionar con la producción de este tipo de anticuerpos.

Eccema

El eccema incluye un grupo de alteraciones cutáneas que pueden oscilar entre procesos leves con pieles secas, escamosas y calientes y procesos graves con pieles quebradizas y sangrantes. Las causas son múltiples:

Se atribuye el eccema atópico a pacientes hipersensibles que entran en contacto con ciertos alergenos ambientales. Hay una reacción excesiva del sistema inmunológico produciendo inflamación, irritación y dolor en la piel. La eliminación de la leche de vaca mejora en muchas ocasiones esta patología.

Síndrome del Colon Irritable

El cuadro de colon irritable se caracteriza por la aparición de síntomas como son dolor abdominal, hinchazón y cambios de hábito intestinales desde diarreas hasta estreñimiento y gases durante un mínimo de 3 meses al año. Es una enfermedad corriente y el proceso diagnóstico es complejo debiéndose descartar otras enfermedades de mayor gravedad.

Hay evidencia que en algunos pacientes la enfermedad es el resultado de una Sensibilidad Alimentaria. En estudios publicados recientemente se detecta una respuesta positiva a la supresión dietética de hasta un 71 %. Cabe destacar la positividad a la levadura en todos los pacientes afectos de enfermedad de Crohn.

Migraña

La migraña se resume como un cuadro de dolores de cabeza que duran de 4 a 72 horas acompañado de cambios sensoriales y/ o gastrointestinales. La periodicidad de estos síntomas es muy variable y afectan la calidad de vida de forma significativa. Un 25% de los pacientes relacionan el inicio de la crisis con la ingesta de algún alimento.

Artritis Reumatoide

Se trata de una enfermedad de gravedad muy variable pero que acaba produciendo importantes alteraciones articulares. Hay trabajos que apuntan una reacción adversa a algunos alimentos en un grupo de estos pacientes y mejoran en la progresión de la enfermedad al eliminar estos alimentos de la dieta.

Otros

Cansancio, agresividad, tendencia a la obesidad, hiperactividad infantil, disminución del rendimiento físico, cefaleas.. son síntomas que se relacionan frecuentemente con este trastorno.

En la actualidad, si bien se desconocen los mecanismos por los que algunos pacientes desarrollan anticuerpos anti-IgG contra algunos alimentos, la evidencia nos demuestra que la determinación de este tipo de anticuerpos con una técnica de ELISA es fiable y reproducible y puede ser utilizada como herramienta diagnóstica para reducir o eliminar síntomas en pacientes afectos de sensibilidad alimentaria.

Metodología de Test

El panel de alimentos para la confección de esta prueba ha sido cuidadosamente seleccionada, eligiendo la lista de los alimentos que con mayor probabilidad pueden ocasionar problemas de este tipo. Los resultados son semicuantitativos y se representan de la siguiente forma:

Positivo Alto-Eliminar

Presencia de una alta reactividad a estos alimentos frente a anticuerpos IgG que indica la existencia de un intestino permeable e inflamado activo. Es aconsejable eliminar estos alimentos de la dieta completamente durante un período de tiempo prolongado (1 año) y evaluar y tratar las posibles causas. La reintroducción se deberá realizar de forma rotatoria, no antes del año de iniciada la dieta y se hará lentamente y de uno en uno con cada alimento. En caso de reaparición de los síntomas, es aconsejable repetir el estudio ya que puede haber cambiado la sensibilidad con la modificación de la dieta.

Positivo Medio-Evitar

Presencia de un nivel moderado de anticuerpos IgG contra estos alimentos. Es aconsejable eliminar estos alimentos de la dieta completamente durante un largo período de tiempo (1 año). La mejoría de los síntomas aparecerá a las pocas semanas del inicio de la dieta. La reintroducción se deberá realizar de forma lenta. Valorando en todo momento la evolución de la sintomatología.

Positivo Débil-En el límite

Presencia de un nivel bajo de anticuerpos IgG, en el valor límite, que se interpreta como una baja sensibilidad a estos alimentos. Puede ser debido a una inmunidad antigua o a una muy reciente en fase de aumento. No se puede descartar la existencia de reacciones cruzadas a otros anticuerpos. Aconsejamos que se limite temporalmente la ingesta de estos alimentos a una vez a la semana, evaluando la evolución de la sintomatología.

Negativo-Aceptables

No se ha detectado presencia de anticuerpos IgG frente a las proteínas de estos alimentos (sensibilidad). Su consumo está permitido sin restricciones a menos que no haya otro motivo para restringirlas. (diabetes, gota, tratamientos biológicos, litiasis…)

Es aconsejable que la confección de la dieta individualizada sea llevada a cabo por un profesional, quien deberá tener en cuenta los resultados analíticos obtenidos en esta prueba y asociarlos al tratamiento individual según la patología de cada paciente.

Hay que tener en cuenta que en pacientes con inmunodeficiencias se pueden alterar de forma significativa estos resultados. En nuestra población, la distribución de alimentos con resultados positivos (de cualquier grado), según las muestras estudiadas, es la siguiente :

  • Leche de Vaca 50,2 %
  • Almendra 41,1 %
  • Cola 34,2 %
  • Levadura 34,2 %
  • Piña 33,3 %
  • Clara de Huevo 29,9 %
  • Anacardo 27,3 %
  • Sardina / Boquerón 26,0 %
  • Judías Verdes 22,9 %
  • Yema de Huevo 21,6 %

Entre ellos, los que con mayor frecuencia provocan una reacción intensa (+++) son : Leche de vaca, Huevo (clara y yema) y Almendra.

2015 © LCG | Aviso Legal | Cookies | Privacidad

Contacto    981 635 772 Ext. 5